Este artículo lo escribí como autor invitado para el blog de Chuiso, lo traigo aquí también para dejarlo archivado junto a mis artículos.

¡Buenas chumachos y chumachas! ¿Cómo estamos? ¿Ya recuperados de las resacas navideñas :)? Antes de comenzar con el artículo que os he preparado, quería desear a todos los lectores un FELIZ AÑO 2017, que venga cargado de nuevos proyectos, monetizaciones, y muchas alegrías online. Dicho esto y para empezar fuerte el nuevo año, hoy os traigo este artículo dónde os voy a contar todo el proceso con detalles de cómo he conseguido facturar más de 5000€ con mi primer eCommerce de venta directa en 5 meses. El artículo es largo, así que cógete un piscolabis, ponte tu musiquita favorita y disfruta de la lectura 🙂

  1. La idea y el nicho

Me gusta probar cada cosa que se pueda monetizar en Internet, y una tienda online era algo que siempre había querido probar y no había hecho hasta hace unos meses. Había hecho algo con tiendas de afiliados pero no de venta directa. La idea me surgió una tarde de junio. Mientras revisaba Facebook, me topé con un usuario que colgó una foto de un producto que el mismo había realizado. Este producto ya lo había visto anteriormente y me había gustado, incluso lo estuve mirando para una posible compra pero no se comercializaba.

En ese primer momento no se me ocurrió hacerlo por mi mismo, pero esa tarde cuando ví la foto, la bombilla se encendió automáticamente. No lo pensé por mucho tiempo. Revisé si había tiendas que lo vendían, sólo había una y algunos particulares por privado y encargo, con un producto muy mejorable. El nicho de personas interesadas en el producto, es un público muy segmentado y muy pasional acerca de estos productos, ya que ha tenido mucho que ver con su infancia y sabía que iban a responder rápido y bien.

No soy de pensar mucho las cosas, por lo que al día siguiente ya tenía la decisión tomada de que iba para adelante.

¿QUÉ MIERDAS SERÁ? Os preguntaréis…Pues ni más ni menos que LLAVEROS de PINGÜINOS Y PANDAS

Es broma jeje, quería darle un toque de humor “chuisil” al asunto. Aquí tenéis mi producto.

  1. El producto.

Un poco friki pero así es. Lámparas de Goku Genkidama. Mientras se venda que más dá lo que sea J Hace tiempo cuando lo vi por primera vez, ya observé el hype que creaba en estos fans pasionales, ya que era una persona que las hacia de manera casera y no había disponibilidad de comprar, aparte que el producto causó bastante impresión. Sabía que esto iba a gustar a los fans, ya que todos hemos crecido (yo incluido) con Dragon Ball y la serie. Con algo de hype y hacer algo distinto esto se tenía que vender. Como ya sabrán, copia algo y mejóralo.

  1. La competencia y mejorando nuestro producto

En España es donde lo iba a vender. Es verdad que en Latinoamérica se hubiese vendido bien (ya habrá alguno copiando la idea), pero por temas de envíos y costos se me hizo imposible. Mi único competidor que vendía estas lámparas su diseño no me gustaban demasiado, ya que era una bombilla + soporte directamente.

Para mejorar el producto y hacerlo algo más atractivo, decidí poner una tulipa redonda para recrear el famoso ataque, y dentro colocar una bombilla LED que cambia de color con funciones de alumbrado y con mando a distancia. Tenía mejor base y el acabado era bastante mejor para mi gusto. La verdad que queda genial en cualquier sitio para modo decoración y ambiente, y también se puede usar para lectura, tiene luz LED blanca.

  1. Fabricación y costes hacer producto

Ahora tocaba el tema de realizar los productos. Como en todo negocio, había que minimizar al máximo los costes. Para el tema de la figura, aliexpress. Revisando vendedores y precios y negociando con todos las pude sacar a buen precio. La bombilla LED, lo mismo aliexpress. Para el tema de la lámpara en sí, contacte con varias empresas y les explique la lámpara a medida que necesitaba. Me dieron presupuestos, negocié un poco con los más baratos y conseguí un buen precio final.

Luego está el tema paquetería y envío, cajas a medida, bien de embalaje de burbujas, y luego el envío en sí, realizado a través de Correos (el más económico, no por ello el mejor como veréis más adelante). En las cajas añadía caramelos, una hoja impresa donde les agradecía la compra y les invitaba a visitar nuestro Facebook, y una replica de una bola de dragón compradas en Amazon (todos los detalles suman). También hay que contar las comisiones de Paypal y Stripe, y si alguno quiere contar el coste de mano de obra (que en este caso no es mucho, en 3 tardes tenía todas las unidades montadas y empaquetadas listas para enviar, todo esto hecho y almacenado en mi casa J).

No os voy a decir precios exactos pero pueden hacerse una idea. Para establecer un precio de venta, había que tener un margen así que la decisión inicial fue 59,90€ con envío incluido gratis y más barato que mi competencia. Más adelante lo rebajé un poco.

  1. Montando la web para venderlos

Compré el dominio lamparasdragonball.com, con https para darle más seguridad en las compras y monté un WordPress con WooCommerce. Lo típico, páginas de contacto, privacidad, acerca de, información de envíos, iconos de seguridad online, todo para darle seguridad y mejorar las conversiones. Entren a la web y verán como lo tengo diseñado.

En la landing del producto, unas buenas fotos, que se vea como una rebaja y oferta en el precio, un contador restante del tiempo para que el pedido salga en ese mismo día (para forzar alguna venta rápida), los tipos de pago, el CALL TO ACTION, las valoraciones (los usuarios me dieron muy buen feedback positivo), botones de compartir, una descripción llamativa, actualizar manualmente que hay poco stock,  y un vídeo con la canción mítica de Dragon Ball con autoplay para sacar esos recuerdos de la infancia en los visitantes a la web. En fin, forzar y optimizar todo al máximo para obtener las máximas compras posibles.

Para los pagos, integré Paypal y Stripe para las tarjetas de crédito (muy buena plataforma para gestionar los pagos por tarjeta).

Aparte de mi producto, añadí unos cuantos más para darle un poco de variedad de artículos a tienda, monetizados con Amazon Afiliados (hubo pocas ventas de ellos). La web estaba lista para empezar a vender.

  1. Promoción y estrategia para venderlos

La idea de cómo venderlos la tenía bastante clara desde el principio. En Facebook. Creé una fanpage sobre Dragon Ball y con un software automático, copiaba las publicaciones de otras fanpages en la mía, relacionadas a mi temática (automaticen amigos J). Al principio no quedó otra que usar Facebook Ads. Una promoción de Me gustas para ir fidelizando gente.

Luego hice promociones de venta directa del producto, mostrando el producto en una publicación llamativa con iconos, buena redacción y demás. Yo sabía que iba a haber respuesta, y así fue, muchos likes, muchos comentarios de que gente que le gustaba y mencionaba a más gente y muchos shares. Hice también el típico sorteo pidiendo likes, comentarios y shares. Esta era mi estrategia inicial pero no quería gastar mucho en Facebook Ads así que ideé una estrategia mejor y abandoné las promociones pagadas. Quería tráfico gratis de Facebook.

Los fans crecían e iban interaccionando mucho a las publicaciones, este nicho de fans responden mucho ya que fue su infancia y una serie muy querida por todo el público, sólo había que recordarles dicha infancia en forma de vídeos y fotos, y la viralidad de las publicaciones era automática. La segunda estrategia fue colgar vídeos de fragmentos concretos de la serie y colocar mi link de la tienda en las publicaciones indicando lo que vendo. Subía contenido seleccionado, se viralizaba, llegaba a mucha gente y de manera indirecta, les indicaba lo que vendía y les invitaba a visitar la página. Si era necesario les daba un poco de fuerza con un poco de gasto en Ads. Aquí algunas de las publicaciones:

Publicaba en grupos relacionados estos vídeos también. Luego me contactaron usuarios, que querían publicar cosas en la fanpage. Les dije que perfecto pero que tenían que añadir el texto que les di con mi web. Más contenido relacionado en automático. La fanpage fue creciendo, y con ello los alcances, cada vez fue siendo más visitada la web y la gente conocía el producto. Todo estaba en automático, sólo había que coger los paquetes y enviarlos.

  • Promociones concretas: black friday, navidad.

Hice alguna promoción más en Facebook Ads. No me digáis porque pero el día 11 de noviembre se me fue la cabeza y pensé que era el Black Friday. Así que lancé una promoción con un código de descuento para el producto y gasté 20€ en Facebook Ads. El resultado:

Fue incluso mejor que el black friday real. Ese día repetí estrategia, pero gasté un poco más de dinero en Facebook Ads, esperando vender más. El resultado fue peor, había mucha más gente pujando lanzando promociones por lo que el coste subió. Gasté más y llegue a menos gente. Aparte ese día la gente compra más en otros comercios, por lo que es probable que compren menos en el tuyo. Aprendimos la lección, “invéntate tu propio black friday cualquier día del año J. El resultado:

Repetimos campaña para Navidad. Había que destacar, por lo que creé una publicación llamativa, haciendo de mi producto un regalo de Navidad único y sorprendente para el que lo reciba, los fans lo notaron, respondieron y vendí TODO MI STOCK RESTANTE antes de acabar el año, fecha perfecta para terminar con este proyecto. Resultados:

  1. Facturación y ganancias totales

A día de hoy la fanpage tiene 140K fans y habré gastado en total de promociones en Facebook Ads unos 400-450€ aproximadamente. Los primeros meses fue más flojo al estar empezando, pero al ir creciendo en fans orgánicos, mayor alcance y sobre todo en las fechas finales de año, se notó el incremento de ventas. Seguramente si hiciese más stock se podría vender más, pero para ser el primer eCommerce creo que es suficiente, y quiero hacer nuevas cosas para 2017.

Aparte de lo que marca en panel, también hice marketing de afiliados offline J. Fuera de Internet, hablé con varias tiendas de comics y cosas de estas en mi ciudad y ellos me vendieron unas cuantas unidades a cambio de una comisión. También vendí unas cuantas a algunos amigos fuera de Internet y alguna por Wallapop y similares. El total de facturación ha sido más de 5500€ y el ROI total sido de un X2-X2.5 aproximadamente del gasto.

  1. Algunos problemas + cosas aprendidas + tips

Como en todo, hubo algunos problemillas, como por ejemplo con la mensajería. Yo embalaba bien todos los paquetes, pero allí no los tratan bien, ellos mismos dicen que allí no tratan con la fragilidad. Llegaron unos cuantos rotos por el mal trato (yo mismo lo he visto), por lo que hubo que devolver, enviar nuevos y reparar los rotos. Por lo menos devolvían el coste de todos los gastos de envío ocasionados en los envíos con reclamación.

Se me ocurrió contactar con varios Youtubers, ya que muchos de estos tienen estantes con figuras de manga y demás. Pensé que les podría gustar el producto, mandándoles una unidad gratis a cambio de una mención y si había suerte esperaba que colocasen en sus estantes mi producto para que se viesen sus vídeos. Buen error. De los que contacté, sólo se interesaron 2, bastantes famosos de España y reconocidos mundialmente.

Uno tiene más de 400.000 suscriptores y el otro más de 3 millones. Pues bien, el primero tras mandarle el producto, le tuve que mandar 10 emails para que lo mencionase, a cambio de un simple twit en el que sólo subió una foto. El segundo y más reconocido, aceptó la propuesta, le gustó el producto y dijo que haría mención en un vídeo mostrándolo. No me ha contestado desde ahí, ni mencionado ni nada. No he vuelto a tener noticias suyas. No contesta a los emails. Yo sé que están muy liados con sus historias y tal, pero ellos fueron los que estaban interesados y si aceptas la colaboración, al menos cumple con tu parte creo yo. Para mi fueron 2 productos perdidos.

También hay que lidiar con haters. Muchas quejas del estilo de: “que si menudo estafador, que esto te lo montas por 4 duros, que si muy caro, etc”….Lo más repetidos fueron de que era muy caro, yo creo que es un precio justo, hay figuras que sólo la figura vale 3 veces más que mi producto. El 95% de los compradores acabaron muy satisfechos con la compra y les gustó mucho el producto.

Luego tenemos el tema aduanas. Si compras fuera y quieres traerlo aquí, sobre todo si son paquetes grandes o de buena suma de dinero, te los pararán en aduanas y te harán pagar impuestos. Yo tuve la suerte de saltármelos, me estuve informando y al final conseguí pasarlos. Siempre intentad que os envíen por China Post (Correos), y que os separen en paquetes pequeños de pequeñas unidades. Con empresas de envío privadas os va a tocar pagar seguro, y si son paquetes grandes con China Post, cantará en aduanas y tendréis que pagar, así que si es posible que os separen. Esto no siempre funcionará, si tenéis la mala suerte de que os retengan el paquete, tocará pasar por caja para que os llegue. Acordaos de este tip si hacéis compras fuera.

Otro tip útil que yo usé es siempre tener, o marcar mejor dicho, que tenemos 1 o 2 unidades en stock, así el usuario verá que se puede quedar sin el artículo y puede ser un indicativo para forzar la compra. Iba renovando manualmente las unidades que quedan en stock.

  1. Esto ha sido todo

Y esto ha sido todo amig@s. Un pequeño caso práctico que me apetecía compartir con la comunidad.  Si tenéis cualquier duda o consulta, o queréis aportar cualquier idea o sugerencia sobre el artículo y la tienda, podéis dejarla en comentarios o contactar por privado y con mucho gusto os responderé 🙂

¡Y poco más! Espero que os haya gustado. Si es así, compartirlo por redes sociales y que tengáis un buen inicio de nuevo año 2017. ¡Kamehameha!

Caso Práctico: Más de 5000€ en 5 meses con mi primer eCommerce de venta directa
Rate this post